EL VIAJE DE VUELTA

vacunas

Efectos adversos en las vacunas del papiloma

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (0)
Recogida de firmas para estudio de efectos adversos de las vacunas del papiloma

Un grupo internacional está recogiendo firmas para solicitar que se investigue sobre los efectos adversos de las vacunas del papiloma,. El texto y las firmas se van a entregar al presidente Obama, cuántas más tengamos mejor.

 

 

Sanofi Pasteur reconoce "autismo" como efecto secundario en un prospecto de vacuna

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

Traducción del prospecto de la vacuna sanofi pasteur

AdjuntoTamaño
Traducción vacuna sanofi pasteur.pdf168.49 KB

El autismo se evitaría mediante un análisis

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (2)

El autismo se evitaría mediante un análisis

Lun, 14/06/2010 - 17:45

Descubren la forma de detectarlo con una prueba de orina

El autismo se podría convertir en una enfermedad evitable gracias a una prueba desarrollada por científicos del Reino Unido, informa el diario “Daily Telegraph”.

 

El diagnóstico del autismo ha sido siempre difícil y a menudo permanece irreconocible hasta estados avanzados, cuando ya es demasiado tarde para tratarlo.
Investigadores del Imperial College de Londres hallaron la forma de detectar esta enfermedad en niños a partir de los seis meses de vida. Tras el estudio, los científicos concluyeron que los niños que sufren autismo padecen además trastornos en los intestinos causados por una bacteria, que se puede detectar mediante un análisis de orina que cuesta unos seis euros (93 pesos aproximadamente).
Este descubrimiento implica que un intenso tratamiento centrado en la conducta social del paciente podría comenzar antes de que la enfermedad le cause daño psicológico permanente.
Jeremy Nicholson, autor del estudio, explica que los niños autistas tienen una bacteria en los intestinos que puede detectarse antes de que aparezcan los síntomas del problema.
asi mismo, el análisis de orina que detecta esa bacteria y los procesos digestivos, puede servir para distinguir en un primer momento entre niños que pueden llegar a desarrollar la condición y los que no. El equipo considera que la relación entre la bacteria intestinal y las dificultades en el aprendizaje puede abrir el camino a tratamientos probióticos contra el autismo.
Los investigadores sometieron a niños de tres a nueve años -39 con autismo, 28 sin autismo pero con un hermano que lo tenía y 34 sin autismo y con hermanos sanos- a resonancias magnéticas, espectroscopias y análisis químicos. El estudio reveló que los niños no autistas pero con un hermano que sí tenia la afección presentaban una huella química diferente de los que no tenían hermanos autistas, y la de los niños con autismo era diferente a la de los otros dos grupos.
Una de cada cien personas en el mundo sufre autismo; en el Reino Unido hay unas 500,000 personas con esta enfermedad, que se manifiesta con trastornos que van desde leves problemas para interactuar socialmente hasta graves dificultades de comportamiento como no hablar.
El grado de autismo se valora con pruebas que exploran la integración social, la capacidad de comunicación y las aptitudes imaginativas del individuo
Londres, 05/06/2010 (EFE)

 

Chile retira el mercurio de las vacunas infantiles

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (1)

En chile aprueban eliminar mercurio de vacunas infantiles

Lun, 14/06/2010 - 17:50

(ORBE) La Cámara de Diputados aprobó este jueves el proyecto de acuerdo ingresado por los diputados DC, René Saffirio y del PPD, Cristina Girardi, que contó con el apoyo de diputados de todas las bancadas, que pide eliminar el Timerosal (Mercurio) en las vacunas que se aplican entre los 0 y 48 meses, donde las clínicas privadas en Santiago ya decidieron utilizar vacunas sin este elemento.

Tras exponerse en la Sala, la inquietud y preocupación mundial que existe sobre la incorporación del Timerosal en las vacunas.

 Según explicó el parlamentario DC, René Saffirio, "diversos estudios internacionales avalan la relación entre el timerosal y el retraso del desarrollo en fetos, niños y lactantes, produciendo retraso mental, deterioro clínico en las escalas de neurodesarrollo, déficit atencional, hiperactividad y pérdida permanente de inteligencia".

 A lo anterior, agregó que uno de elementos que ha generado mayor preocupación, es la relación entre el Timerosal y el autismo. Al respecto, precisó que "estos casos han tenido un explosivo aumento en los últimos años, registrándose en el año 2004, un caso por cada 166 niños".

 Por otra parte, el legislador agregó que algunas clínicas privadas de la región metropolitana se están aplicando vacunas sin timerosal, "lo que genera una abierta discriminación ya que sólo quienes tienen los recursos necesarios podrán contar con este beneficio quedando el resto de la población expuesto a las vacunas con este metal pesado".

 Por todo lo anterior, Saffirio manifestó su satisfacción pro la aprobación del proyecto que pide que el Ministerio elimine las vacunas con timerosal del calendario de vacunas entre 0 y 48 meses por los riesgos que implica, esperando una pronta respuesta de las autoridades de Salud.

 El proyecto de acuerdo fue firmado, además, por los diputados Carolina Goic (DC), Felipe Harboe (PPD), Tucapel Jiménez (PPD), Lautaro Carmona (PC), Andrea Molina (UDI), Guillermo Teillier (PC), José Antonio Kast y Juan Lobos, ambos UDI.

Investigadores de la OMS pagados por fabricantes de vacunas contra la gripe A

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

Acusan que laboratorios alentaron pánico por el AH1N1

Mar, 15/06/2010 - 07:04
En momentos en que un informe médico británico revela que algunos investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibieron dinero de los laboratorios que fabricaban medicamentos contra la gripe AH1N1, el ensayo “Pandemia” editado esta semana en Argentina coincide que el pánico que se desató el año pasado en torno a la enfermedad, constituyó una “oportunidad comercial” para los fabricantes del antiviral oseltamivir.

La molécula base de oseltamivir fue descubierta en 1992 a un costo de US$ 800 millones por Gilead Sciences y desde 2003 se comercializaba con la marca “Tamiflu”, pero fue recién con los brotes de la gripe aviar A en Asia, que el fármaco comenzó a venderse de modo masivo, especialmente a los gobiernos, asustados por las versiones alarmistas que obligaron a planificar programas sanitarios preventivos.

“Ya no se trataba de una gripe común sino de una enfermedad muy grave con potencial de transformarse en pandemia. Y según la literatura médica circulante, el antiviral podía ser la diferencia entre la vida y la muerte”, cuestiona la argentina Mónica Muller, especialista en publicidad de laboratorios y productos medicinales, en su ensayo “Pandemia”.

El diario médico British Medical Journal publicó el viernes que “al menos 3 de los investigadores que presentaron el grueso de los documentos científicos en los que se basó la adquisición de medicamentos por parte de los gobiernos habían recibido dinero de alguna de las empresas farmacéuticas que producían los fármacos”.
En “Pandemia” se recuerda que “a 3 años del inicio de la pandemia de gripe AH1N1 los gobiernos de todo el mundo ya habían acumulado Tamiflu (Roche) y Relenza (Glaxo) en cantidad suficientes para tratar a los funcionarios de primera línea y a los principales responsables de las áreas de salud”.

“Ese renacer comercial hizo que Roche llegara a duplicar su producción de oseltamivir en 2004 y la cuadruplicara en 2005”, compara “Pandemia”.
El ensayo, subtitulado “Los secretos de una relación peligrosa: Humanos, virus y laboratorios”, agrega que en 2005 el laboratorio suizo Roche reconoció que “la demanda superaba su capacidad de producción y planeó la apertura de una nueva planta de producción en los Estados Unidos”.

“Pandemia” detalla que entre 2004 y los últimos meses de 2009, Roche había abastecido a 96 países con un total de 270 millones de tratamientos. Ante “la perspectiva de una segunda oleada del virus en los países donde apareció primero y la demanda insaciable de oseltamivir, en diciembre de 2009, el laboratorio anunció que estaba evaluando la estabilidad del ingrediente activo con el propósito de extender su vida útil y postergar su plazo de vencimiento, ya que casi todas las reservas que tienen los gobiernos fueron elaboradas en 2003, cuando se difundió la amenaza de epidemia de gripe aviar”, agrega la autora.

“Si esos 270 millones de tratamientos o 2.700 millones de cápsulas- porque cada tratamiento consta de 10 cápsulas- se vencieran sin haber sido usados, los ministros de Salud de 96 países se verían en la difícil situación de tener que dar explicaciones a sus contribuyentes”, advierte Muller.

Iaian Overton, editor jefe de la Oficina de Periodismo de Investigación de Londres, dijo el viernes a la BBC que “mientras la OMS siga permaneciendo hermética y no revele quién le está aconsejando y sus conflictos de intereses, sentimos que es contraproducente”.

“La OMS está bajo sospecha, porque se cree que está escondiendo algo y esto plantea la duda acerca de la independencia de alguno de sus expertos”, agregó Overton.

La autora en su ensayo recuerda además que desde 1986 funciona en Estados Unidos un Programa Nacional de Indemnizaciones por Lesiones por Vacunas de la Infancia (NCVIA), que ha pagado ya casi US$ 2.000 millones por compensación por muertes y daños severos.

Ese organismo, entre su creación y el primero de agosto de 2008, recibió 5.263 reclamos por autismo y 2.865 por otras razones adjudicadas a las vacunas.
La financiación de estas indemnizaciones se obtiene por medio de un impuesto de 75 centavos de dólar sobre cada dosis de vacuna, aclara la autora.
Muller advierte que “frente a las epidemias, todas las sociedades son tan primitivas como las que sacrificaban doncellas para aplacar a los dioses”.

“Cuando la peste estalla la reacción inicial no es intentar limitarla ni aprender a tratarla sino identificar al culpable que tanto en 2009 como en la Edad Media es el extranjero, el pobre o el indiferente”, lamenta, por último, la autora.