EL VIAJE DE VUELTA

General

La vacunas con mercurio pueden provocar autismo en los niños

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

Las vacunas que contienen mercurio pueden provocar autismo en los niños

Jue, 10/09/2009 - 23:31

Aparecen con el nombre de timerosal o tiomersal

Numerosas madres con hijos pequeños hoy autistas que nacieron sanos denuncian que esa enfermedad apareció en ellos tras administrarles vacunas que contenían mercurio. Es decir, las vacunas para la hepatitis B, la difteria, el tétanos, la tosferina... muchas de ellas con timerosal o tiomersal, nombre farmacéutico con el que se conoce el mercurio que es incluido como conservante en las vacunas infantiles. Una denuncia apoyada cada vez por más médicos y científicos que piensan, efectivamente, que el mercurio puede causar alteraciones neurológicas severas a edades tempranas. Algo que parece demostrar el hecho de que la mayoría de los niños afectados tienen unos niveles de mercurio en su organismo muy por encima de lo que se consideran límites tolerables. Hasta 12 veces superior a las tasas establecidas internacionalmente para ese tóxico.

Cabe recordar que la acumulación de mercurio en los niños se produce a lo largo de los años porque hoy llegan a recibir hasta más de 20 dosis antes de cumplir los 16 años, algo que puede llegar a afectar gravemente al sistema nervioso central (problemas locomotores, pérdida de la capacidad de concentración, de las medidas de espacio y tiempo, etc.). Según la Asociación para Vencer el Autismo (AVA), más de la mitad de los menores autistas que hay en ella están afectados por mercurio. En España los casos de autismo se han disparado en los últimos años y son cada vez más los especialistas que achacan tan espectacular aumento al incremento del número de dosis conteniendo mercurio en las vacunas respecto a épocas anteriores. Aunque lo más inexplicable es que se sigan utilizando cuando hay vacunas que no contienen como conservante ese tóxico.

De hecho, la propia Agencia Española del Medicamento -en sintonía con la Academia Americana de Pediatría y la OMS, entre otros organismos- instaba ya en una circular el año 2000 "a los laboratorios productores de vacunas a intensificar los esfuerzos para eliminar de forma definitiva la presencia de tiomersal" en ellas.

Sin embargo, Fernando García Alonso, el impresentable Director General de Farmacia del ministerio que ¿dirige? Ana Pastor, afirma que "todos los estudios científicos realizados desde 1999 descartan cualquier tipo de relación". Y eso a pesar de que el 8 de julio del mismo año la Agencia Europea de Evaluación del Medicamento, en un comunicado dirigido a todos los departamentos sanitarios de la Unión Europea, abogaba por el uso de vacunas infantiles sin tiomersal "en el plazo más breve posible".

José Luis de la Serna, subdirector del diario El Mundo y responsable del área de Salud del mismo -cuyas excelentes relaciones con la industria farmacéutica son bien conocidas- salió de inmediato en apoyo de García Alonso y de los fabricantes de vacunas en las páginas de un periódico tan ecuánime en otros ámbitos: "Ninguno de los muchos trabajos que se han hecho para saber si las vacunas modernas tienen algo que ver con ese trastorno neurológico -dice en un lamentable articulo- han dado positivos. Al contrario, todos han concluido de forma similar: no existe prueba alguna que fundamente la relación vacunas y autismo". Añadiendo que

"hay muchas más fuentes de mercurio en la vida real que las vacunas y acusar a éstas sin fundamento es una grave irresponsabilidad". Para José Luis de la Serna, "los casos clínicos puntuales, por raros y duros que parezcan, sólo son eso: casos aislados que para asociarlos a un determinado factor de riesgo deben ser validados por los epidemiólogos. En el caso contrario, de la anécdota se pasa al folklore. En España ha pasado con el tema del Bio-Bac y con las antenas de telefonía móvil, dos asuntos con gran eco mediático que luego han sido colocados en su justo lugar por los científicos."

¿Ah, sí? ¿Los científicos han puesto en su sitio al Bio-Bac y a los que afirman que los teléfonos móviles son peligrosos? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Quiénes? Es evidente que al señor de la Serna le patinan ya las neuronas.

Para el doctor Xavier Uriarte, inmunológo de prestigio, "decir que se puede seguir vacunando con mercurio es una enorme mentira". Y afirma que si todavía no se ha llegado a una conclusión científica final que establezca la relación causa-efecto entre el mercurio y los trastornos autistas se debe a que la mayoría de los estudios "están pagados por la industria farmacéutica". "De lo contrario -añade-, ¿por qué las empresas siguen vendiendo un medicamento del que ya se tienen suficientes datos para retirarlo del mercado? ¿Cómo se explica, si no, que el Departamento de Control de Medicamentos de la Comisión Europea dispusiera en julio de 2000 la retirada del mercurio en los fármacos, por ejemplo de los colirios y antisépticos, y en cambio no ordenara la eliminación total e inmediata de los stocks de vacunas?" Y a continuación agrega: "Y lo que es más grave: ¿por qué las autoridades, conscientes de este problema, siguen permitiendo que miles de niños continúen recibiendo vacunas con mercurio sin dar cumplida cuenta a los padres de los potenciales riesgos que corren sus hijos?". Resulta chocante que desde 1996 el timerosal esté prohibido en las vacunas monodosis de uso veterinario pero se permita su uso en niños. Aconsejamos a los lectores que se nieguen en redondo a que se administre a sus hijos vacunas conteniendo timerosal o tiomersal, es decir, mercurio. Revisen bien los prospectos y exijan a los médicos que las vacunas no contengan ese peligroso tóxico.

Fuente: http://www.dsalud.com/noticias_60_20.htm

 

La Universidad de California estudia el rol de los tóxicos en la epidemia del autismo

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

La contaminación provoca autismo

Mié, 10/03/2010 - 11:12

Fabrica entre rejasLos casos de autismo no paran de aumentar en los países desarrollados. Es cierto que se detectan más por existir hoy mejores métodos de diagnosis. También lo es que la genética juega un papel importante. Por otro lado, se viene denunciando desde hace tiempo que las vacunas con presencia de mercurio y aluminio pueden provocar regresiones autistas en niños. Pero ahora, la Universidad de California asegura en un estudio que la contaminación del medio ambiente, por pesticidas y otros tóxicos, afectan en este sentido al feto y al recién nacido.

 

Si 9 críos de cada 10.000 estaban dentro del “espectro autista” en California en 1990, diez años más tarde ya eran 44 por cada 10.000. Similares estadísticas en España: hace 20 años la incidencia oscilaba entre los 10 y 20 casos por cada 10.000 niños, y hoy en día, según algunas estimaciones, se podría haber duplicado, hasta triplicado. Todo parece indicar, así lo indica la sección M.I.N.D (Medical Investigation of Neurodevelopmental Disorders) de la citada universidad, que ello no sólo se explica por contar con diagnosis más afinadas:

Es hora de empezar a buscar los culpables ambientales reponsables del aumento notable del autismo en California. Estamos investigando el posible efecto de metales, pesticidas y agentes infecciosos en el desarrollo neuronal. Ahora mismo, se gasta entre 10 y 20 veces más dinero en investigación sobre las causas genéticas del autismo que en las medioambientales. Tenemos que cambiar la financiación. - Investigador Irva Hertz-Piccoto (traducción libre)

Además de los pesticidas, los investigadores señalan que el uso de ciertos químicos como los presentes en champúes contra pulgas para animales de compañía, productos cosméticos que contengan ftalatos, jabones antibacterianos, muebles y productos electrónicos revestidos con ignífugos, entre otros, podrían afectar tanto el sistema inmunológico, como el cerebro, del feto en formación o del bebé.

 

Extraído de http://www.ecologiablog.com/post/338/la-contaminacion-provoca-autismo

Instituto de Medicina en EEUU recomienda evitar las vacunas con mercurio en los niños

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

Los especialistas recomiendan evitar las vacunas que contengan mercurio en los niños

Mié, 10/03/2010 - 11:15

WASHINGTON.- Los médicos deberían evitar en la medida de lo posible prescribir en los niños vacunas que contengan mercurio, aun cuando los riesgos de problemas neurológicos presentados por tales vacunas todavía no han sido demostrados, según científicos estadounidenses.

En un informe publicado por el Instituto de Medicina, estos especialistas indicaron que han examinado el efecto de la timerosal (o mercuroticiato de sodio), frecuentemente empleado como antiséptico en las vacunas y otros medicamentos.

Los investigadores concluyeron en la ausencia de relación probada entre la absorción de esta sustancia por los niños y el desarrollo de casos de autismo, problemas del lenguaje, hiperactividad y otros problemas nerviosos.

No obstante, los expertos juzgan "biológicamente posible" la hipótesis que esta sustancia aumente los riesgos para los niños de desarrollar estos problemas.

Los autores, que hicieron sus recomendaciones a las autoridades sanitarias, juzgan necesario realizar estudios complementarios para examinar la existencia de relaciones entre las vacunas que contienen timerosal y los problemas neurológicos en los niños.

Las recomendaciones fueron saludadas este lunes por la asociación Safe Minds, que reagrupa a los padres de niños enfermos y financia estudios sobre el efecto de sustancias a base de mercurio, para su prohibición en los productos farmaceúticos.

 

Extraído de http://www.elmundo.es/elmundo/2001/10/01/ciencia/1001971115.html

70 familias con hijos autistas denuncian al Ministerio de Sanidad en España

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

Artículo sobre el juicio del pasado día 12 de marzo

El pasado viernes la Audiencia Nacional (Sección 4ª de lo contencioso administrativo) acogió la primera vista del primer juicio sobre la demanda interpuesta por 70 familias con hijos autistas contra los laboratorios fabricantes de vacunas con el conservante Tiomersal o Timerosal (elaborado a base de mercurio) y el Ministerio de Sanidad. Muchos niños con una metilación lenta no pueden eliminarlo facilmente y se les va acumulando motivo por el cual pueden sufrir trastornos neurológicos y desarrollar autismo, hiperactividad, déficit de atención, etc.

En esta primera vista los peritos de las compañías farmacéuticas contestaron a las preguntas de la parte demandante. En líneas generales continúan escudándose en que “no hay evidencia científica” de la relación entre el conservante de mercurio que llevan muchas vacunas y el autismo y los problemas neurológicos que padecen los hijos de los demandantes. Para ello citan estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que por cierto no han aportado en el juicio y que como argumenta el abogado defensor de esta familias, Felipe Holgado:

“no sabemos de dónde salen esos estudios, su financiación ni porqué la propia OMS se contradice pues ahora realiza afirmaciones nada concluyentes sobre este asunto cuando con anterioridad sí era más clara a favor de que existe causa efecto entre la inyecta de vacunas con mercurio y el autismo en los niños”.

Como se puso de manifiesto en el juicio, el propio Ministerio de Sanidad, a través del Instituto Nacional de Toxicología, emitió hace tiempo una nota en la que reconocía los posibles problemas de autismo relacionados con este conservante de las vacunas.

Pero al margen de la enorme cantidad de documentos que prueban que puede existir relación entre la vacunación con preparados que contengan como conservante mercurio que ha presentado ante la Audiencia Nacional la parte demandante, a los que ya hace tiempo tuve acceso, asistimos en este primer juicio a una nueva estrategia por parte de los laboratorios demandados. Estrategia de la confusión consistente en hacer creer que el derivado del mercurio utilizado como conservante en sus vacunas, el etilmercurio se disuelve en sangre y se elimina con normalidad cuando existen estudios científicos que aseguran que esto no es así. Aún más, como ha demostrado Holgado, en Italia el laboratorio Sanofi, uno de los demandados ante la Audiencia Nacional en este caso, reconoce en el prospecto de su vacuna DTaP (triple bacteriana, para niños de dos, cuatro, seis y siguientes meses) que como efecto colateral está el autismo.

El perito de Sanofi, ante la pregunta del abogado defensor sobre este particular, apenas contestó:

“si usted se lee los prospectos de los medicamentos se asustaría, poco más o menos me dijo, lo que no es contestar nada”, explica Felipe Holgado.

En fin, este es el primer juicio que se realiza en España sobre los posibles daños que pueden provocar las vacunas que contienen o han contenido ciertos conservantes. Juicio que será largo pues habrá varias vistas antes de resolverse este caso particular y al que seguirán uno por uno los restantes casos hasta completar los casi setenta que contiene la demanda presentada.

Más info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Península, 2009) dedica uno de sus nueve capítulos al asunto del mercurio en las vacunas, el autismo y el conocimiento de ello por parte de los fabricantes de preparados vacunales y cómo intentaron anular el conocimiento de estos hechos por parte de la opinión pública. Se titula Concilio de conspiranoicos en el bosque Simpson. El triunfo del miedo al marketing.

 

 

Extraído de
http://www.migueljara.com/2010/03/16/comienza-el-juicio-sobre-los-danos-que-puede-provocar-el-mercurio-conservante-de-vacunas/

Niñas muertas en la India tras la vacuna contra el VPH

Escrito por elviajedevuelta 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

Niñas muertas en India tras recibir la vacuna contra el VPH

Mar, 11/05/2010 - 22:14

gardasilEl Gobierno de la India, a través del Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR), ha suspendido la vacunación contra el virus del papiloma tras haberse producido cuatro muertes y 120 casos de reacciones adversas relacionados con el preparado. Según narra ADN India estaba desarrollándose un estudio de dos años para examinar la utilidad de Gardasil, la vacuna contra el virus del papiloma humano del laboratorio de Merck, cuando se reportaron las citadas muertes y efectos adversos tras la vacunación. Las chicas víctimas del preparado vacunal se habían quejado de trastornos estomacales, epilepsia, dolores de cabeza y menarquía temprana. Esta noticia no sorprende a los padres y madres de numerosas jóvenes de todo el mundo que llevan varios años informando los efectos secundarios de estas vacunas.

El Deccan Herald ofrece más detalles. Las cuatro muchachas fallecidas estaban sanas y procedían de una tribu del distrito de Khammam en la región de Andhra Pradesh. Murieron en el transcurso de un experimento clínico con esta vacuna realizado por Merck en cooperación con el gobierno de Andhra Pradesh y con la aprobación del Consejo Indio de Investigación Médica. Todas ellas eran residentes de albergues administrados por el gobierno para niños indígenas. Las organizaciones civiles que trabajan en la zona se han “alzado en armas” por el secretismo con el que estos ensayos clínicos se han llevado a cabo, la publicidad engañosa sobre la capacidad de protección contra el cáncer de cérvix que puede ofrecer la vacuna y el “encubrimiento” de los efectos adversos sufridos por un gran número de las niñas y posterior muerte de cuatro de ellas. La conclusión de estos activistas es muy clara:

“Está fuera de duda, es el peor de los casos de violación de los derechos humanos, jóvenes sanas que mueren por participar en un experimento respaldado por el Estado e impulsado por el ánimo de lucro de una compañía privada”.

El Director General del Consejo Indio de Investigación Médica, el Dr. Katoch, insiste en que las niñas murieron por causas ajenas a la vacuna y que suspendía los ensayos de la vacuna contra el cáncer de cuello uterino Gardasil como medida de precaución. La Organización No Gubernamental (ONG) internacional Programa para una Tecnología Apropiada en Salud (PATH) era la encargada de supervisar los ensayos y por ello sabemos que las niñas fallecidas tenían edades comprendidas entre los 10 y los 14 años y que se les administraron tres dosis en julio y octubre de 2009 y febrero de 2010.

El Gobierno de Andhra Pradesh ha negado que las muertes se hayan debido a la vacuna y las ha achacado al suicidio de los niñas. Se ha basado para ello en las autopsias realizadas a las niñas. Los padres de las chicas han insistido en que no había ninguna indicación de que sus hijas estaban teniendo problemas o que se suicidaran. El Dr. Rukmini Rao, que ha estado trabajando entre las tribus de Nalgonda y Khammam durante más de una década, confirmó que al menos 120 niñas experimentaron reacciones adversas tales como crisis epilépticas, dolor de estómago, dolores de cabeza y cambios de humor.

También ha habido informes de inicio temprano de la menstruación después de la vacunación, sangrado abundante y cólicos menstruales.

“Una de las niñas murió debido a las convulsiones, mientras que otra tenía un ataque epiléptico”, dijo Rukmini Rao.

Lo cierto es que Merck estaba probando su vacuna en niñas indígenas hijas de padres pobres y en su mayor parte analfabetos para los que es difícil entender un consentimiento informado para que experiementen con sus hijas. No se probaba en las escuelas de élite de las zonas urbanas. Es evidente que Merck trata de crear un mercado en la India.

Por su parte, el periódico The Hindu ofrece otros detalles como que el ICMR sólo era “facilitador técnico” del proyecto de vacuna contra el VPH. El proyecto de experimento fue firmado con PATH Internacional en febrero de 2007 a quien la Fundación Bill y Melinda Gates se lo había asignado para evaluar la viabilidad de introducir la vacuna contra el VPH en la India. Las empresas farmacéuticas Merck y GSK eran las encargadas de proporcionar la vacuna y el ICMR les ayudó en la preparación del protocolo y la elaboración de las directrices éticas.

Más info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Península, 2009) está dedicado a cómo se fabrican campañas de marketing del miedo como la de la vacuna contra el virus del papiloma humano y de invención de enfermedades.

 

Publicado por Miguel Jara el 28 de Abril de 2010